Conoce los riesgos que podrías evitar con una auditoría de seguridad.

Conoce los riesgos que podrías evitar con una auditoría de seguridad.

Una de las señales de que tu programa de seguridad va por buen camino es que salga airoso de las pruebas a las que lo sometas. Pero si no lo evalúas, no sabrás cuáles son sus puntos débiles y podrías estar dejando puertas abiertas para los cibercriminales.

Las auditorías de seguridad parecen una tarea complicada y puede que sea confuso determinar un punto de partida. Además, hay muchas cosas que auditar: tráfico de la red, permisos de usuarios, puntos de acceso, rutinas de cifrado y backup, cumplimiento de normativas, seguridad física y lógica, revisiones internas y externas…

Justamente, es tanto lo que se puede evaluar que, al hacerlo, se obtiene una enorme cantidad de información acerca del estado actual de la seguridad, que sirve para diagnosticar con precisión las áreas de mejora y las formas de atenderlas. También permite comparar los sistemas de gestión con las normativas y requerimientos legales que deben cumplir las organizaciones de cada industria.

Afortunadamente, auditar la seguridad no es tan complejo como parece si se siguen procesos ordenados. Y, una vez que comprendes la utilidad de estas evaluaciones, llegas a la conclusión de que son de suma importancia para evitar una gran cantidad de riesgos que podrían comprometer a tu empresa.

Si todavía tienes dudas, presta atención a esta nueva infografía, que reúne los 10 riesgos que se pueden evitar con una auditoría de seguridad:

Comments are closed
Abrir chat